Políticas de Educación Superior

Diciembre 10/2014
Presentamos las siguientes comunicaciones:  La carta enviada el 9 de diciembre/2014 por el Presidente del SUE a los Congresistas solicitando el incremento del presupuesto para las Universidades públicas y el Comunicado de los Rectores del SUE en relación con el Proyecto de Ley de inspección y vigilancia para las Instituciones de Educación Superior.
_____________________________________________________________________
Presentamos el Articulado del Proyecto de Ley que fue presentado el 24 de noviembre/2014 al Congreso de la República por el Ministerio de Educación Nacional.
______________________________________________________________________
Damos a conocer los ajustes estructurales a la propuesta del Cesu remitidos por el representante profesoral Juan Carlos Yepes el 13 de noviembre/2014.
______________________________________________________________________
Aquí podrán encontrar (al final) los estudios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico -OCDE, sobre la lamentable situación de la educación superior en Colombia, en especial la educación superior.







EL CESU dio a conocer el Documento
Acuerdo por lo Superior 2034: Propuesta de Política Pública para la excelencia de la educación superior en Colombia, en el escenario de la Paz





LINEAMIENTOS SOBRE SOSTENIBILIDAD PARA LA CONSTRUCCIÓN DE LA PROPUESTA DE POLÍTICA PÚBLICA DE EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMBIA 
2014 – 2034

DOCUMENTO DE ANÁLISIS PRELIMINAR. VERSIÓN NO OFICIAL

INTEGRANTES

Miembros CESU

  • Lorenzo Portocarrero Sierra
Representante de las Instituciones Universitarias o Escuelas Tecnológicas Estatales u Oficiales del País.
  • Ignacio Mantilla Prada
Rector Universidad Nacional
  • Luis Hernando Andrade Ríos
Representante Sector Productivo
  • Francisco Alejandro Espinosa Espinosa
Representante Departamento Nacional de Planeación - DNP

Apoyo técnico
  • Gerardo Ernesto Mejía Alfaro
Asociación Colombina de Universidades - ASCUN
  • Carlos Alonso Aparicio Gómez
Ministerio de Educación Nacional - MEN

DEFINICIÓN

El presente documento recoge diferentes aportes que diagnostican y referencian acciones tendientes al fortalecimiento de la financiación de la educación superior, como uno de los temas prioritarios y más recurrentes, transversal a los otros aspectos abordados por el CESU, que, necesariamente, se deberán articular a las metas de desarrollo que se definan en esta materia.
Antes de presentar la definición sobre el concepto de SOSTENIBILIDAD, es importante ilustrar qué es lo que se va a sostener y mantener en el largo plazo en materia de educación superior. Lo que se necesita categóricamente redefinir es el SISTEMA DE EDUCACIÓN SUPERIOR del país, ofertado por las cuatro categorías de IES de formación superlativa que existen en Colombia: instituciones técnicas profesionales, tecnológicas, instituciones universitarias y universidades. Sin desconocer la misión corporativa de cada una de ellas, todas están inmersas en el sistema; entendiendo, desde luego, los diferentes roles que cumplen. Por lo tanto, dicha organización y funciones deberán quedar claramente definidas en la política pública.

De esta manera, la sostenibilidad se concibe dentro del contexto de equidad, financiación y recursos del sistema; como precepto para la construcción de una política pública de educación superior para el país. Hace referencia a las estrategias y acciones concretas por medio de las cuales el sistema de educación superior debe ser financiado y sostenible en el corto, mediano y largo plazo; para garantizar el equilibrio entre los requerimientos de cobertura y calidad, la gestión eficiente de las instituciones y el cumplimiento de la misión social para el desarrollo del país.
No obstante lo anterior, la finalidad de este documento está enfocada en los lineamientos sobre sostenibilidad para la construcción de la propuesta de política pública de educación superior en Colombia 2014 – 2034, la cual es liderada 
por el CESU.

Con el propósito de enmarcar el concepto de sostenibilidad dentro de la estructura sugerida para la elaboración del presente documento, se aporta un anexo que identifica algunas acciones que se constituirán en referentes de análisis para la consecución de recursos financieros frescos, que aunados a los aforados actualmente por el gobierno, permitirán contar con un fondo común para la financiación con equidad del sistema de educación superior colombiano; ingresos que deben ser permanentes, progresivos y crecientes en el tiempo. Entonces, será la reingeniería de un nuevo modelo de financiación del sistema de educación superior, la acción estratégica para soportar los planes de desarrollo académico, como las acciones que se emprendan para el logro de las metas gubernamentales; para ello se requerirá, seguramente, de reformas o expedición de nuevas leyes o decretos, ajustes institucionales, como también, el rediseño de una arquitectura organizacional dinámica y técnicamente muy fuerte, coherente con el sistema, que permita la toma de decisión confiable y oportuna para el cumplimiento de la visión de la política pública de largo plazo para el país.

PROYECCIÓN

La sostenibilidad de la educación superior conllevará a que el Estado colombiano debe reformular el modelo actual de gestión institucional, identificar nuevas fuentes de financiamiento y revisar la asignación, distribución y destinación de los recursos, de manera progresiva, permanente y creciente, para optimizar los resultados del sistema de manera más equitativa, bajo criterios técnicos de eficiencia y rendición de cuentas, a la vez, acorde con los retos contemplados en la visión propuesta por el CESU a 2034. También, la evolución de las responsabilidades y compromisos para atender una educación terciaria, implicará la generación y destinación de mayores recursos para el cumplimiento de las metas e indicadores, en términos de cobertura y calidad. Al respecto, tal como los identifica la mesa de financiación: “Es necesario establecer un nuevo modelo de financiamiento que garantice la sostenibilidad del sistema a largo plazo, tome en cuenta los costos crecientes y las metas del plan de desarrollo y los nuevos paradigmas de la educación superior”.
Además, se deberán ejecutar las acciones necesarias para que todos los bachilleres colombianos, que cumplan con los requisitos, puedan acceder a la educación superior y terminar satisfactoriamente sus estudios; es decir, garantizar de manera sostenible el propósito nacional de una educación para todos.

LINEAMIENTOS

• La sostenibilidad del sistema de educación superior será una prioridad del Estado colombiano, equilibrada en términos de recursos, cobertura, calidad, inclusión y pertinencia, que responda a la visión de la educación superior como apuesta
de país.

• El Estado deberá garantizar la autonomía universitaria, consagrada en la Constitución Política de Colombia, para todas las instituciones que hacen parte del Sistema Nacional de Educación Superior, las cuales podrán darse sus directivas y regirse por sus propios estatutos de acuerdo con la ley.

• Todas las instituciones, públicas y privadas, que integran el Sistema Nacional de Educación Superior de Colombia, deberán ser sin ánimo de lucro.

• El Estado colombiano requerirá elaborar las proyecciones técnicas de inversión pública que el sistema de educación superior necesita para los próximos 20 años; diversificará las formas de financiación; aumentará y destinará técnica y equitativamente los recursos, de manera permanente, para la sostenibilidad del mismo.
• Las instituciones de educación superior deberán reconsiderar su carácter de acuerdo con su función misional y la oferta específica de programas de pregrado (universitarios, tecnológicos y técnicos profesionales) y posgrado (especializaciones, maestrías, doctorados y postdoctorados), como respuesta a las necesidades de formación, investigación, innovación, ciencia y tecnología que requiere el país, desde las potencialidades y diversidad de las regiones.

• La asignación de recursos públicos para las instituciones de educación superior públicas se deberá determinar de acuerdo con criterios técnicos de eficiencia y desempeño académico - administrativo, con procesos verificables y confiables de rendición de cuentas y auditorías.

• Las instituciones de educación superior establecerán un nuevo modelo de financiación, que tenga en cuenta un sistema de costos debidamente estructurado y de información confiable derivado de los indicadores de gestión regional, la demanda y oferta de programas de impacto, la respuesta a los procesos misionales, las acciones de aseguramiento de la calidad acordes con los lineamientos del Ministerio de Educación Nacional y las metas articuladas a la tasa de crecimiento y los planes de desarrollo.

• Las instituciones de educación superior medirán la gerencia de la educación superior, en términos de eficiencia y eficacia, con indicadores de gestión claros que permitan alcanzar las metas de gobierno sobre la materia.

• El país, mediante mecanismos de cooperación entre distintos entes del Estado; las instituciones de educación superior, los organismos de cooperación y la empresa privada, ampliará la cobertura con equidad y calidad, que responda a la disminución de los índices de pobreza y cerrar las brechas sociales entre las regiones.

• La política de sostenibilidad del sistema de educación superior del país deberá articular todos los esfuerzos del gobierno nacional (Ministerio de Educación, Ministerio de Hacienda ICFES, ICETEX, FODESEP, COLCIENCIAS), los entes territoriales (departamentos y municipios), las Instituciones de Educación Superior, el sector productivo, los organismos de cooperación, los egresados y las familias para aportar al fortalecimiento financiero de las instituciones y el financiamiento gradual que facilite subsidiar la educación superior pública para los estratos 1, 2 y 3, en los próximos 20 años.

• El país modernizará, articulará y fortalecerá las instituciones que hacen parte del sistema de financiación de la educación superior, desde el modelo de oferta – demanda (ICFES, ICETEX, FODESEP, COLCIENCIAS).

• El Estado financiará la oferta de educación superior en las subregiones y zonas de frontera, con programas que respondan al desarrollo local; además, para poblaciones en condiciones de vulnerabilidad.

• El Estado establecerá un régimen salarial y prestacional para los docentes del sistema de educación superior.

• El sistema de educación superior realizará un proceso de planeación de mejoramiento de la infraestructura física y de inversión de recursos educativos para las Instituciones de Educación Superior.

• La Nación compensará los gastos asumidos por todas las Instituciones de Educación Superior, derivados de incentivos creados por la ley (cultura, deportes, excelencia académica, electorales, entre otras).

• Las Instituciones de Educación Superior, con el apoyo del Gobierno Nacional, fomentarán y ejecutarán políticas de inclusión y retención de estudiantes, con acciones debidamente medibles y monitoreadas, relacionadas con la financiación, el bienestar institucional y el rendimiento académico.

• El Estado colombiano establecerá mecanismos para que los entes territoriales se comprometan con la transferencia de recursos a las instituciones de educación superior públicas ubicadas en su jurisdicción o adscritas a los mismos, de acuerdo con los planes de desarrollo locales y mediante criterios técnicos que respondan a prácticas de eficiencia en el cumplimiento del objeto misional.

• El Estado eliminará para todas las instituciones de educación superior, públicas y privadas, los gastos relacionados con pagos parafiscales o transferencias al SENA, ICBF y cajas de compensación.

• El Sistema de Educación Superior colombiano promoverá acciones de articulación de las Instituciones de Educación Superior, con el fin de optimizar los procesos de contratación y la gestión de recursos.

• El Ministerio de Educación Nacional articulará el Sistema de Investigación, Innovación, Ciencia y Tecnología, desde el diseño de políticas que permitan la identificación y definición de fuentes de financiación y la respectiva distribución de los recursos; además, proyectará los indicadores y costos relacionados con la formación de docentes en doctorados.

• El sistema de educación superior del país establecerá una política estatal de financiación para las inversiones en infraestructura física, científica y tecnológica, con condiciones favorables en términos de tasas y plazos.

• El Sistema Nacional de Educación Superior deberá crear fondos especializados o bolsas concursables para proyectos estratégicos que promuevan el desarrollo económico y social del país, mediante modelos de asociatividad que beneficien la eficiencia de las instituciones y los recursos invertidos.

• El sistema de educación superior definirá una estructura de regulación de los costos de las matrículas.

• Las instituciones de educación superior definirán acciones de corresponsabilidad para los estudiantes y egresados, derivadas de los apoyos por financiación, subsidios o incentivos.

• El sistema de educación superior realizará procesos de medición del impacto social y productivo, relacionados con la inversión y la gestión del Estado y las instituciones.

• El Gobierno Nacional consolidará un sistema de información y un portal para la educación superior, como herramienta de gestión del sistema y las instituciones.

ACCIONES

Debido a que el documento se concibe desde la descripción de los lineamientos para la construcción de la Política Pública de Educación Superior 2014 - 2034 y, no con el contenido orientado al diseño de estrategias y acciones, las que deberán plasmarse en un plan de desarrollo, el tratamiento de este tema se presenta como anexo.

CONSIDERACIONES ESPECIALES

Se deja constancia de la consideración expuesta por la Universidad Nacional, como integrante del Sistema Universitario Estatal -SUE-, en el sentido de reafirmar y proponer aspectos claves señalados en el estudio “Desfinanciamiento de la educación superior en Colombia”, trabajo que recoge los aportes de las universidades públicas frente a los problemas estructurales de financiación de la educación superior.

La carencia de criterios técnicos en la distribución de los recursos financieros que actualmente se asignan a las universidades, básicamente, de acuerdo con lo establecido en la Ley 30 de 1992, genera grandes asimetrías entre las distintas instituciones de educación superior del sistema, que, desde luego, tienen como finalidad la misma prestación de los servicios de educación superior dentro del rol que las incorpora en el esquema orgánico del sistema. Situación que debe colegirse de una vez por todas con la nueva visión encaminada al paradigma: la educación superior como apuesta de país.

La comisión considera que los recursos para la financiación del sistema de educación superior del país deben ser progresivos, permanentes y sostenibles con el fin de garantizar el acceso de los colombianos de menos recursos económicos al sistema de educación superior de calidad, con el lema educación para todos. Además, las acciones para la sostenibilidad del sistema deberán estar acompañadas de los puntos de partida, escenarios deseables y metas en materia de educación superior.
Al respecto, el Departamento Nacional de Planeación aportará algunos cálculos o proyecciones como elementos de análisis para considerarlos en una nueva etapa de formulación de un plan de desarrollo, tal como se contempla en la ruta metodológica anunciada por el CESU.

DOCUMENTOS CONSULTADOS

• OCDE Banco Mundial. La Educación Superior en Colombia. Evaluación de Políticas Nacionales de Educación. 2012.
• OPPENHEIMER, Andrés. Basta de historias. Nomos impresores, Bogotá, D.C. 2010.
• SECRETARÍA TÉCNICA DE LA ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE UNIVERSIDADES – ASCUN, Mesa temática de financiamiento. Junio de 2013.
• SISTEMA UNIVERSITARIO ESTATAL - SUE. Informe reuniones mesa de financiación SUE – MEN. Comisión interinstitucional para el análisis del desfinanciamiento de la educación superior estatal. Junio de 2013.
• SALMI, Jamil. La urgencia de ir adelante. Perspectivas desde la experiencia internacional para la transformación de la educación superior en Colombia. Julio de 2013.
• PORTOCARRERO SIERRA, Lorenzo. Reflexiones sobre financiación de la educación superior en Colombia. Mayo de 2013.
• CENTRO DE ESTUDIOS NACIONALES DE DESARROLLO ALTERNATIVO – CENDA. Financiamiento de la educación superior en Chile. 2011.
• PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA DE PERÚ. Ley 28044 - Ley General de Educación.
• FODESEP. Aportes a la construcción de una política pública para la sostenibilidad del sistema de financiamiento de la educación superior colombiana por la oferta (IES). Septiembre de 2013.
• CONSEJO NACIONAL DE EDUCACIÓN SUPERIOR – CESU. La voz de las regiones. Síntesis de los diálogos regionales sobre política pública de educación superior. 2013
• OROZCO SILVA, Luis Enrique. La educación superior: retos y perspectivas. Universidad de Los Andes. Septiembre de 2013.
• Aportes de asociaciones y mesas de trabajo como ACIET, RED TTU, ACIUP, ACICAPI, ACESAD, ASIESCA, CESU.
• Documentos aportados para la construcción de la política pública de educación superior en www.cesu.edu.co.


ANEXO

SOSTENIBILIDAD DEL SISTEMA

PROPUESTAS PARA EL DESARROLLO DE LOS LINEAMIENTOS DE LA POLÍTICA PÚBLICA DE EDUCACIÓN SUPERIOR 2014 – 2034

Las estrategias que se presentan a continuación corresponden a los elementos sustantivos que deben concretarse en acciones, las que seguramente servirán de alternativas para asumir el piso y techo financiero que requerirá la sostenibilidad de la política pública de educación superior para los próximos años, en el entendido de que el ejecutivo liderará el proceso de articulación para la financiación del sistema de educación superior del país, previo examen riguroso de los planes sectoriales donde se deben enmarcar las metas en calidad, política pública y estructura del sistema de educación superior, regionalización, internacionalización; desarrollo de ciencia, tecnología e innovación y, concretamente, cobertura académica categorizada por nivel de formación.

Por lo anterior, se requieren grandes esfuerzos públicos y privados que, seguramente, redundarán en medidas acompañadas de distintas reformas o nuevas normas, leyes y decretos, con grandes alcances, donde todos aporten para que la educación superior del país sea una prioridad para los colombianos. De esta manera, el esquema que se presenta deberá plasmarse en un plan de desarrollo de largo aliento, donde se recoja el acervo de políticas públicas relacionadas con la educación como propuesta de país, que tenga como ícono una educación superior de calidad para todos.

En tal sentido se presentan tres categorías de acciones concretas que permitirán, sin lugar a dudas, aliviar de manera firme y segura el funcionamiento de los gastos recurrentes y de inversión en todos los frentes que requieren las organizaciones de educación superior públicas y privadas; naturalmente con una acertada dosis de GERENCIA MODERNA DE LAS IES, la cual debe ser vigilada de manera muy cercana por la superintendencia de inspección, control y vigilancia, que para el sistema de educación superior debe implementarse.

A.:) CARGAS FISCALES QUE IMPACTAN NEGATIVAMENTE EN LAS INSTITUCIONES DE EDUCACIÓN SUPERIOR DEL PAÍS.

1. Parafiscales

Eximir de los pagos de parafiscalidad (SENA, ICBF y cajas de compensación) a las instituciones de educación superior del país, cuyos aportes son exorbitantes y no tienen contraprestación directa con los actores académicos del sistema; más cuando las universidades están exentas del pago del 2,0% al SENA y algunas cajas de compensación desarrollan programas similares a los que ofertan las IES, en franca competencia con las 207 IES que no tienen el carácter de universidad.
Con seguridad, las IES pueden invertir y manejar, con altos niveles de eficiencia, por medio de las direcciones o departamentos de bienestar institucional, el aporte del 4,0% que se hace a las cajas de compensación familiar, con un mayor impacto en el rol de Responsabilidad Social Universitaria, que como tal se debe asumir.

2. Impuesto predial

Exonerar el pago del impuesto predial a todas las IES públicas y privadas del país. Si bien es cierto que este impuesto es de orden subnacional, también es claro que dicha carga fiscal impacta fuertemente las arcas débiles de las instituciones de educación superior; en razón de que hoy en día muy pocas instituciones, gracias a los buenos oficios de los alcaldes y consejos municipales, han podido liberarse de este tributo fiscal.

3. IVA

Devolver el valor del Impuesto al Valor Agregado IVA, que se factura a las instituciones de educación superior del país, no solamente a las IES públicas sino, también, a las IES privadas.

4. 4 x 1.000 (CUATRO POR MIL)

Eximir de una vez por todas, el pago del 4 x 1.000 a todas y cada una de las instituciones de educación superior, bien sean de carácter público o privado y, que estos recursos se destinen al fortalecimiento de los procesos de investigación de la IES.

B. :) RECURSOS FINANCIEROS NUEVOS QUE IMPACTAN POSITIVAMENTE A LAS INSTITUCIONES DE EDUCACIÓN SUPERIOR PÚBLICAS

5. Impuestos CREE

Que el impuesto sobre la renta para la equidad CREE concebido en la Ley 1607 de 2012 en el artículo 20 sea de carácter permanente, en razón de que su creación está supeditada solo tres años. Dicho impuesto se debe distribuir, también bajo criterios técnicos de gestión académica.

6. Estampillas

Revisar de manera rigurosa si existe o no una política nacional orientada a la creación de estampillas para la educación superior, dado que las universidades públicas y otras IES, sin categoría de universidad, cuentan con distintas estampillas, mientras que otras carecen de esta modalidad de financiación. Lo anterior con el fin de hacerla extensiva a todas las instituciones de educación superior públicas.

7. Aportes de los entes territoriales.

Desde el Congresos de la República viabilizar la posibilidad que los entes territoriales de categoría especial, sexta, quinta y cuarta, contribuyan con un aporte sostenible para las IES públicas de su jurisdicción.

8. Aporte del sector financiero para la educación superior del país.

Destinar el cinco por ciento de las utilidades del sector financiero, que de acuerdo con las estadísticas del Sistema Financiero Colombiano SFC, el último año sobrepasan los 10 billones de pesos de utilidad neta. Estos recursos frescos servirán para subvencionar a todas las IES del país, públicas o privadas, con la finalidad de que las matrículas sean asequibles para los estudiantes de menos recursos económicos, como apuesta de país por una educación superior de calidad para todos.

9. Aportes del sector servicios de telefonía celular.

Formalizar el cobro de un mil ($ 1.000,oo) pesos mensual por cada abonado de telefonía celular, lo que permitirá recaudar una cifra importante para apoyar el acervo de la canasta general para la financiación de la educación superior de Colombia.

10. Gravamen a las utilidades de telefonía celular.

En el entendido de “todos ponen”, gravar con el 3,0% las utilidades de la telefonía celular para seguir consolidando el gran fondo por la educación superior expresando el nuevo paradigma, la educación como apuesta de país.

C.:) GERENCIA POR RESULTADOS DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR: GPR-ES

11. Reforma del Sistema Nacional de Educación Superior.

El país, necesariamente, requerirá una reforma estructural del Sistema Nacional de Educación Superior. La política pública se deberá materializar en el Plan de Desarrollo Nacional, al cual se articularán los planes regionales. Además, para su aplicación se deberán expedir los respectivos actos administrativos y los ajustes institucionales, en atención a la autonomía universitaria, aplicada ésta a todas las instituciones que integran el sistema.


12. Nuevo modelo de sostenibilidad de la educación superior.

El Estado colombiano redefinirá y establecerá un nuevo modelo de financiación de todo el sistema de educación superior del país; que articule la definición de fuentes de financiación, los criterios técnicos para la asignación de recursos y la estructura del sistema.

13. Estructura de costos para el sistema de educación superior.

Diseñar un modelo de costos estructurado, propio para el sistema de educación superior del país, que determine claramente todos y cada una de las variables y parámetros que deben tenerse en cuenta para el costo operacional de cada IES de acuerdo con la categoría a la que pertenezca dentro del sistema. El modelo debe permear las condiciones de calidad exigidas por la normatividad existente, tanto para factores de acreditación como para condiciones de calidad (registros calificados). Éste permitirá corregir las asimetrías que se presentan en la asignación inercial de recursos dentro del sistema y, seguramente, colige, de una vez por todas, la iniquidad de las fisuras existentes entre los aportes a las distintas IES.

14. Gerencia de la educación superior.

Confeccionar un modelo de Gerencia por Resultados – GPR, que dé cuenta de la eficiencia y eficacia en la gestión administrativa y de recursos puestos al servicio de la IES, con estrategias y acciones claras que vigoricen la toma acertada de decisiones basada en sistemas de información confiables, pertinentes y oportunos; desde luego, con las correspondientes mediciones de las metas propuestas por medio de indicadores propios del sistema, lo que redundara en una educación superior saludable y, por ende, sostenible en el tiempo.

15. SENA y cajas de compensación.

Se debe aclarar y definir el rol del SENA y las cajas de compensación familiar frente a la oferta de programas de educación superior o articular sus procesos de formación al sistema, bajo los mismos criterios y condiciones de calidad.

16. Fondo para la sostenibilidad de la educación superior.

Crear el Fondo Nacional para la Sostenibilidad de la Educación Superior (FONASES), con las diferentes fuentes de financiación actual y futura, como las que expone el documento, donde las IES reciban los recursos no de manera inercial ni mucho menos vegetativa, sino, atendiendo los resultados de la gestión gerencial de cada organización; con indicadores que midan de manera objetiva, concreta y confiable los niveles de eficiencia a la cual tienen que apostarle las instituciones de educación superior del país en esta nueva dimensión por la sostenibilidad de la calidad de la educación.

17. Articulación institucional y financiera del sistema

De igual manera, con las asignaciones de recursos a COLCIENCIAS, ICETEX, FODESEP, fondos concursables, proyectos de fomento, entre otros, se debe articular, fortalecer y apoyar el Sistema de Educación Superior, el cual deberá contar con procesos de evaluación y medición que permitan atender las demandas del país.

18. Creación de los Consejos Regionales de Educación Superior.

El Estado deberá promover la creación de los consejos regionales de educación superior, con la participación de las instituciones, los gobiernos locales, el sector productivo, con mira a responder a los planes de desarrollo locales y mejorar los procesos de cooperación, optimización de recursos e impacto en las regiones.

19. Sistema Nacional de Información de la Educación Superior.

El Ministerio de Educación Nacional modernizará el sistema de información, como instrumento de gestión, medición y observatorio, del cual se deriven los respectivos estudios técnicos para la asignación de recursos. Se propone, además, que el MEN y el Ministerio de las TIC financien los costos de conectividad y acceso a bases de datos.

20. Índice de Precios de la Educación Superior.

El Estado Colombiano fijará el Índice de Precios de la Educación Superior, para medir los costos de las matrículas y la canasta asociada a la educación superior. Los mecanismos de control e incrementos se medirán a través de este índice.